martes, 28 de febrero de 2012

Hombre














A tí, que me atas cada día a tu cama,
al que llevo por bandera en mis entrañas,
el que me seduce cada día con la mirada,
ese que con un movimiento me estanca.

Ese hombre, con su sién ya plateada
que se acurruca a mi lado y me arrebata,
aquel que me hace dócil a su espalda
y fuego en mil y una batallas.

Quédate en mi lecho un poco más,
juguemos al son de un compás,
tu cuerpo... mi cuerpo,
todo quedó atrás, mi dolor... y tus lágrimas.

10 comentarios:

  1. Tantos sonhos e vidas nos povoam despertando desejos. A vida sem eles seria fria e monótona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis, ay que sería de la vida sin los deseos, tu lo has dicho, monótona y muy fría.
      Un besito.

      Eliminar
  2. Hola Rosi,arrebatador mensaje de deseo...cómplice de arduas pasiones...
    Gracias por esta delicatessen guapa...pasa buen día, besos de resplandor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola don vito, las pasiones siempre andan revoloteando en compañía de los deseos.
      Besos encomendados.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias mamuma. Siempre tienes una palabra amable.

      Eliminar
  4. Oye Rosi no sabía que hubiera llegado la primavera ya ¿eh?.

    Sencillamente precioso.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ¡ay María!, la primavera dentro de una renace una y otra vez.
      Muchos besitos.

      Eliminar